Todas las joyas necesitan un cuidado y mantenimiento, la oxidación hace que la plata se oscurezca y que pierda su brillo inicial. Para mantenerlas con ese brillo durante mucho más tiempo te dejamos unos consejos:

– A la hora de guardar tu joya busca un lugar oscuro y manténla en su cajita original, para que el polvo no la dañe.

– Usa tus piezas con cuidado sin forzar cierres ni partes delicadas. Evita llevarlas puestas cuando haces deporte o en ambientes excesivamente húmedos.

– Es importante que no rocíes perfume o cosméticos sobre tu joya. Los productos químicos puede afectarle.

– Después de usarla, pasa un paño suave para quitar los restos de sudor que pueda tener la pieza.


 

Nuestras piezas están elaboradas a mano en nuestro taller, en plata y en latón chapado en oro (libre de níquel).

Sigue estos consejos tanto si tu pieza es de plata o está chapada en oro. El chapado de una joya es un proceso galvanotécnico que recubre la superficie del metal, en este caso con oro. El chapado de nuestras piezas es de 2 micras de oro amarillo de 18k. Aunque son chapados muy resistentes no son definitivos, con el uso se pueden desgastar y perder su color original.

Si quieres que volvamos a chapar una pieza, escríbenos y estaremos encantados de atenderte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies